Boda en Tenerife | Milena + Diego

“Siempre estuvo ahí, esperando a que yo me diera cuenta de que nadie me podría querer más que él y, gracias a Dios, me di cuenta a tiempo”.  Milena

Una de las cosas más bonitas que he escuchado es la pedida de mano de Diego a Milena. No le pedía matrimonio para “hacer oficial” la relación, ni para celebrar a lo grande su amor. No. Diego le pedía matrimonio a Milena para “SER FAMILIA” para que fuera parte de ese núcleo que para él es tan importante.

En un principio sólo tenían pensado casarse en el ayuntamiento y seguidamente coger un vuelo rumbo a Las Vegas. Pero, al final la ilusión te lleva a querer compartirlo con tu familia y amigos. Así que organizaron una boda muy íntima. Una boda en la que ellos se encargaron de cada detalle, en la que lo importante era estar en compañía de “los suyos”

Como les decía Madi a Milena y a Diego… “parece que están unidos por un pequeño elástico que les deja moverse libremente pero que por su inercia les empuja a estar constantemente juntos”. No hay un sólo segundo en el que no los pilles buscándose con la mirada o ingeniándoselas para tener algún contacto físico. Viéndolos es inevitable pensar que en algún lugar existe ALGUIEN que está hecho para ti. Solo tienes que estar dispuesto a verlo.

Vestido: Rodrigo Piñeiro

Peluquería y Maquillaje: Juan Castañeda

Celebración: Restaurante El Reloj

Menu